El guiño nostálgico y emotivo de Otxandio

El guiño nostálgico y emotivo de Otxandio

Notapor pedro » 09 Mar 2018 21:55

Hay ocasiones en las que el ciclismo permite un guiño nostálgico y emotivo, el pasado sábado 3 de marzo acudí a la prueba para féminas de Otxandio. Había estado alguna vez en esa localidad como paso de mis recorridos en bicicleta, aunque desde que corrí allí en julio de 1990 no me había desplazado con motivo de una competición. Aquella calurosa tarde recuerdo que camino del Alto de Zubizabal me situé en la zona delantera, sorprendido al verme al lado de Íñigo Idoiaga que tenía muy buenas cualidades. En el ascenso llegué a coincidir con David Seco, compañero de Idoiaga en la Sociedad Ciclista Gernikesa. La bajada llena de curvas no era adecuada para mí y perdía muchas posiciones, teniendo que hacer un esfuerzo supremo en cada vuelta para mantenerme en el grupo. Cuando completé la tercera de las cuatro rondas, se apeó uno de los gemelos Asla, me extrañó porque los dos eran de los mejores del numeroso pelotón que había en Vizcaya en aquel entonces. En los kilómetros finales noté un bajón, normalmente me sobraba agua en el bidón, en esa ocasión me faltó, pero pude alcanzar a Sergio Turuelo que formaba parte del equipo de Ciclos Canales y otro corredor de nuestra quinta del Baqué. El destino me juntó con Turuelo nuevamente en Otxandio, fue uno de los espectadores de la Bizkaikoloreak Klasikoa.

Mi misión como delegado de la Federación Vizcaína fue entregar dorsales a las infantiles y cadetes, también las pegatinas para los vehículos de los diferentes equipos, médico y coche neutro. Así pude saber que David Latasa, un hombre con pasado como profesional es uno de los responsables de la estructura del Nafarroa-Ermitagaña-Navarra. Agustín Ruiz Larringan me encomendó acompañar con mi vehículo en marcha neutralizada a las nueve infantiles inscritas y a la nueva jueza Argiñe Eiros, hasta el denominado kilómetro 0. Se incorporaron al paso de las cadetes, para hacer una vuelta con la cota montañosa de Zubizabal y luchar contra el molesto viento.

Argiñe y yo regresamos para esperar en meta y controlar la llegada de las dos categorías citadas, de esa forma poder ayudar a hacer las clasificaciones. Entre las cadetes vencía Alba Leonardo (Río Miera-Club Ciclista Meruelo-Cantabria Deporte) por dos segundos a Idoia Eraso (Nafarroa-Ermitagaña-Navarra). En infantiles Ane Mazón (Sociedad Ciclista Karrantza) tras rivalizar con Naia Arregi (Lagun Artea) y Marta Pérez (Club Ciclista Castreño).

El evento deportivo no acabó ahí, las júnior sub23 y élite estrenaban el calendario reservado para ellas del Euskaldun. Nuevamente volví al kilómetro cero porque debía identificar a la más rápida en las tres primeras vueltas por ese punto, se había reservado un premio de 100 euros. Desafortunadamente unas caídas provocaron que la prueba se neutralizase primero y más tarde su suspensión al sufrir un accidente con la moto un agente de la Ertzaintza. Mi agradecimiento para Ernesto García, patrón de Bizikleta.com, y su fiel amigo José Ignacio Maquibar que me avisaron de lo acontencido.

Al anochecer pude saludar a Andere Basterra (Moreaga Taldea) y conversar unos minutos con la júnior Amaia Lartitegi (CAF Turnkey Engineering) y sus padres, también con Guillermo Urkiola que reside en Otxandio y me informó que su hijo Oskar había dejado de competir.

Quiero dedicar un homenaje póstumo a personas que han fallecido recientemente, como es el caso de una leyenda del deporte, el futbolista Enrique Castro, al que conocí hace unos años cuando yo trabajaba en Bilbao y me demostró su cortesía. Quini fallecía el 27 de febrero, horas después siendo ya 28 mi vecina Marisol que llevaba tiempo luchando con la enfermedad.

Las nueve corredoras inscritas de infantiles en Otxandio. Fotografía Pedro.

 
Avatar de Usuario
pedro
 
Mensajes: 8748
Images: 3435
Registrado: 09 Dic 2009 22:23

Volver a Carretera

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron