Domingo 30 de diciembre de 2012:

Ormaiztegi era el lugar elegido para el Campeonato de Euskadi de Ciclocross en la campaña 2012-2013, 28 días después de que se cumplieran los 50 años de la primera edición. El 2 de diciembre de 1962 el burgalés José Luis Talamillo abría el palmarés de vencedores en la histórica cita guipuzcoana, imponiéndose a Manuel Nava, Pablo Arsuaga, Amelio Mendijur, Esteban Goicoechea etc.

Ambiente frío y niebla para los primeros en competir, los chicos cadetes, empezaron a darle a los pedales con intensidad a las 9.15 de la mañana, 20 segundos antes que las dos únicas damas de su misma categoría; Enara López Gallastegui y Mireia Muñoz.

La vuelta inicial deparaba la igualdad entre Jon Gil Ranero y Jokin Alberdi. Desafortunadamente el vizcaíno que tanto ha destacado esta temporada, caía en la segunda, dañándose la pierna, por su propio pie gritando de dolor caminó hasta la ambulancia para ser atendido.

Debían cumplimentar cuatro rondas, Alberdi del Andoaingo Txirrindulari Eskola tiene 14 años, entró en la última con 20 segundos de margen sobre Unai Orbea, en meta al final 4 más, tercer peldaño para Josu Albizua, a 32. Hay que valorar de forma muy positiva la carrera que brindaron también Iñigo Landaluze y Julen Umerez.

Mireia Muñoz acabaría vestida con el maillot de campeona de Euskadi, durante una fase de la competición su nivel fue parejo al de Enara López, aunque ésta quedó rezagada y al acceder a la zona de meta una vez que concluyeron los cinco primeros del grupo masculino fue parada, completando una trazada menos al circuito de Ormaiztegi.

Adecuada la denominación de viejas glorias a la hora de calificar al grupo de los veteranos, tres de ellos parecían recordar su época de profesionales, se colocaban juntos en la salida los máster 50 Jesús Ibáñez Loyo, Fernando Martínez de Guereñu y Jokin Mujika. Otros como José Lorenzo Esteban no alcanzaron esa categoría, el navarro ha demostrado notables cualidades a lo largo de su trayectoria en ruta, mountain bike y ciclocross. Mención especial para el abuelo de los competidores, el legendario José Antonio Lurgain, 68 años, donostiarra de nacimiento y residente en Tafalla.

Esteban y Mujika pujaron por el título, se encuentran en un estado de forma similar. Joselo ya había encontrado una fuerte resistencia de Jokin en Itsasondo y Oñate, dicen que no hay dos sin tres, la victoria en Ormaiztegi para el de Pamplona, por 4 segundos. El hombre que defendía el Campeonato, José Antonio Mazaira, cuajó una meritoria actuación clasificándose tercero.

En máster 40 pronto destacaron Rafael Ruiz de Arcaute, Imanol Ugarte, Iñigo Roldán y Aitor Chico, ninguno de ellos pudo neutralizar a José Lorenzo Esteban y Jokin Mujika, en el punto de partida los 50-60 gozaban de una ventaja de 2 minutos, 4 respecto a los treintas.

El cuarteto delantero se deshizo, Ruiz de Arcaute quería renovar el título con el que se alzó la pasada temporada en Llodio, sin embargo se topó con un Ugarte pequeño en tamaño y grande de corazón. El legazpiarra <> añadía al provincial de Guipúzcoa logrado en casa, el de Euskadi, a 10 y 16 segundos respectivamente Rafa y Roldán.

El máster 30 Juan José Romero sí que revalidó el entorchado vasco, Mikel Epalza se convirtió en su mayor oponente, apretó con valentía buscando sorprenderle, hay que elogiar esa actitud ya que es muy difícil batir al alavés. Eduardo Jiménez y Jon Díez Gallego acabaron como dos buenos amigos, sin disputar el tercer puesto.

La bajada de Antonene que forma parte de la historia del Ciclocross de Ormaiztegi, se reservó hasta la carrera de los juveniles, éstos partían dos minutos antes que las féminas de élite y junior. El sol ya aportaba luz a las campas de Ormaiztegi, no fue un día de barro, sí para que la hierba se pegase a las bicicletas.

Eneko Corrales poderoso, a escasos metros de cumplimentar el primer round ya disponía de casi 20 segundos respecto al dúo compuesto por Patxi Aldanondo y Gotzon Martín, en el siguiente orden transitaban Aritz Hernández y Jon Munitxa, Gorka Uriarte, Asier Zamora. La opción de éxito para Alex Aranburu ya lejana, atravesó el pasillo de cambio de material porque necesitaba otra montura, la suerte no estuvo de su lado.

Corrales siguió constante en su esfuerzo, cobrando cada vez más ventaja, el único que hizo el tramo final en un nivel cercano al suyo fue Aranburu, en su reacción el de Ezkio-Itsaso, se aupó hasta la segunda plaza, relegando a la tercera a Gotzon Martín. Con rasguños en el brazo derecho acabó Patxi Aldanondo desplazado al décimo lugar.

Todas las chicas dobladas, Olatz Odriozola incluida, la guipuzcoana cumplió una vuelta de más, las mismas que los chicos, no se tendría que haber contabilizado, desajusta la clasificación y encima supone un tiempo de carrera elevado para las féminas. Sin tener en cuenta esa ronda extra, Odriozola hubiera vencido por 1 minuto 58 segundos a Eider Merino, tercera de la conjunta y dominadora de las junior Lierni Lekuona, a 4-06.

Por cuarto año consecutivo los sub23 tenían prueba propia en el Campeonato de Euskadi. La campaña ciclopedestre de Jon Ander Insausti ha sido tardía, aunque poco a poco va subiendo su rendimiento, se situó en punta con Jon Gómez Elorriaga, el espectáculo podía haber sido descafeinado de haberse producido la retirada de Jonathan Lastra por un fuerte golpe en la pierna, el bilbaíno con la raza que le caracteriza se repuso para dar batalla. Iñigo Gómez Elorriaga también quedó lastrado.

El público vibraba mirando el riesgo que asumían la mayoría de los ciclistas en el descenso y posteriormente con el enfrentamiento entre Insausti y Lastra, resuelto en los últimos metros a favor del bilbaíno, jornada plena para su preparador, Manuel González Trueba, el mismo que asesora a Eneko Corrales. El erandiotarra Jon Gómez culminó su prestación a 2 minutos 4 segundos, su mellizo Iñigo para ser cuarto rebasó a Mikel Elorza, Pello Olaberria y Peio Goikoetxea.

Mientras corrían los sub23, Egoitz Murgoitio estaba muy lastimado, en el calentamiento se rompía alguna pieza dental y no podía andar a pie con normalidad, difícil que pudiera colocarse en la parrilla al lado del resto de los élites.

Dicen que los ciclistas están hechos de una pasta especial. Murgoitio no faltó, demostrando su casta, parece un lugar maldito Ormaiztegi para el excelente ciclocrossista del Hirumet, hace 4 años se dañó la mano en el mismo circuito. Encima de participar diezmado, el inicio le pilló por sorpresa, pensando que quedaba un minuto hasta el arranque todavía tenía la chaquetilla puesta, se la quitó deprisa, saliendo el penúltimo.

Erlantz Uriarte dio ritmo al primer asalto, el arratiano seguido por Aitor Hernández, Javier Ruiz de Larrinaga, Aketza Peña, Egoitz Murgoitio, Julen Zubero y Asier Arregi.

Sin completar la segunda vuelta, diferencias mínimas, Hernández distanciando en 4 y 8 segundos a Larri y Uriarte, desventaja de 12 para Peña, ellos se jugarían el podio. El dominador de los Campeonatos de 2009 a 2011, Murgoitio, una vez descolgado realizó gran parte del trayecto con Zubero.

Ruiz de Larrinaga aspiraba a igualar las seis veces que ganó el local Iñaki Mayora en el Ciclocross de Ormaiztegi, no le fue posible porque Aitor Hernández ampliaba como una hormiguita el hueco sobre el de Amezaga, rozando el ecuador de la carrera 20 segundos, a la conclusión 48, Aketza Peña 4 años después repetía el tercer puesto de Urturi, a 1-18. Erlantz Uriarte hizo lo que buenamente pudo ante tres ex profesionales de la carretera.

Hernández sumó el decimoquinto triunfo de la temporada, una cifra sobresaliente.

 

Actualizado (Jueves, 08 de Febrero de 2018)